septiembre 09, 2010

(Sin título)

A Janette G. Piñero,
sin que quede dudas.

Ausente de emociones, entras en mí como un puñal, frío y afilado, engullendo tu más taimada forma de ser, con una mirada atormentada y triste, tratas de enmudecer el torrente de palabras mientras tus ojos gritan la gran desilusión que causé por culpa de mi propio error. Entiendo que tu almohada no sea suficiente para resistir tantos sueños amenazadores, tanta algarabía y arrebato de ilusiones, imágenes que se forman en el horizonte oscuro de fantasmas silenciosos que contemplan la maraña de ideas que atormenta tu cabeza. Un error puede cometerlo cualquier ser humano, uno o dos, quizá tres; confieso haberlos cometido todos, pero de lo que estoy seguro de querer vivir en la contemplación de tus sueños, en la vigilia de ti cuando alcanzas el estado más “inconsciente” de la noche y te preguntas: “¿Qué haré ahora?”, y mi respuesta sería, aunque impertinente y osada: “Quédate a mí lado. Prometo no hacerte daño”.
Estas palabras, expresadas con el aliento cálido de quien desea refugiarte en sus brazos y cuidarte del frío, son para hacerte entender que mis fuerzas son muchas y mientras más resistencia encuentre, mayor será mi ahínco. Sólo que deseo y entiendas que me causa de vez en cuando impotencia, por los difíciles y novedosos tiempos que estoy pasando, que si fuera otra persona sin ningún tipo de oficio, sería distinto; con la mente en todo, hasta el mínimo papel que pasa por mis manos, sin contar con las aburridas clases introductorias de la universidad en nuestra primera semana, y los constantes empujes y resistencias de un equipo de trabajo que no está acostumbrado a un ritmo acelerado como el que yo imprimo, es normal que me desespere. Si tan sólo estuvieras conmigo, tranquila, apoyándome como siempre lo has hecho, me sentiría más tranquilo, con fuerzas, porque sabes que tú has sido un pilar en mis acciones.
Sí, deseo vivir el resto de mi vida contigo, contemplarte en las mañanas, al caer la lluvia de luz en los primeros efluvios del alba, cobijarte en mis brazos, sentir el tibio sueño que aún no desvela, sino que duerme en tus párpados cerrados… y cuando por fin los abras, estaré a tu lado para darte los buenos días, mi amor.
Desearía decírselo a todo el mundo… ¡Te amo con todas mis fuerzas!

15 escritos rotos:

Ricardo J. Román dijo...

Hola a todos mis lectores:

Les participo que, después de tanta insistencia a la gente de Google, con uno de dos correos casi a diario, recuperar mis blogs Escritulalia, Black Box Chemical y Broken Writting. Sin embargo, le dediqué tiempo y esfuerzo a este nuevo espacio y quería dejar, en congratulación por las visitas y comentarios que dejan ustedes a diario, un mes para votar en la encuesta que tiene por nombre ¿Escritulalia de vuelta?

Agradecería mucho su interés por las votaciones, a fin, de ver con cuál blog me quedo: ¿Escritulalia o Escritos Rotos?

De cualquier manera, dejaré un espacio abierto para que puedan leer Escritulalia quien nunca lo haya hecho.

Saludos cordiales.

Mariieta. dijo...

Me encanta esto que escribiste y la foto que has puesto me gusta :) gracias por pasarte cada dia por mi blog tu blog me encanta y espero que sigas con el un beso!

http://mariieta-95.blogspot.com

Almenara dijo...

¡Pues este blog, me encanta!. La imagen que has colocado, me llegó. Con verla fijamente puedes sentir tantas cosas... El escrito, sencillamente estúpendo.

Nieves dijo...

Ya por curiosidad, sabemos qué pasó? te han dado alguna explicación? cómo es eso de que un blog desaparezca y aparezca? son dudas que me corroen jajaja.

A mí me gusta este.

deMónicamente dijo...

entiendo tu estado por la situación que estás pasando.
comprendo tu ansiedad por lograr volver a colocar las piezas en su sitio, y que todo regrese al punto en que estaba.
tus palabras son ternura pura, y auténtica. ella va a darte esa oportunidad. sé paciente. todo pasa!!
kissessss

Liliana G. dijo...

Hacerse cargo de los errores propios, ayuda a prevenir otros.

¡Qué hermoso, Ricardo! Quién no se derrite con tan magnífica declaración de amor...

Un beso.

Ricardo J. Román dijo...

Nieves, amiga, nadie supo darme explicación, no hubo correos de "Discúlpenos, señor Román, pero presentamos un inconveniente, falla, malentendido, situación dramática, problema"; o sino, "Discúlpenos, algún animal se comió el cableado que DÁ LA CASUALIDAD alimentaba algunos sistemas, entre ellas su cuenta gmail". En realidad me dio mucha rabia, por no usar otra palabra, porque con la falta de acceso también no podía entrar para ver mis estados financieros, mi cuenta bancaria, en fin, la cosa no fue de solamente Escritulalia, sino que me cancelaron ¡TODO EL CORREO! No podía acceder a gmail y por consiguiente a mis blogs.

Gracias a todos por sus comentarios positivos, optimistas y gracias por ser tan constantes :)

Abrazos!

marisa dijo...

hola desde españa me a sorprendido muchisimo tu blog veo y siento que tienes un contenido emocional tremendo continuare el seguimiento del mismo un abrazo


http://solylunaalma.blogspot.com

Ginebra dijo...

Cualquiera de los dos blogs son buenos para acunar ese cúmulo de emociones y sentimientos que llevas en ti…

Bsos…

Respirando entre palabras. dijo...

Me alegra saber lo que recuperaste.Ahora solo falta el reencuentro con quien tanto amas.
Besote amigo.Buen fds!

enrojecerse dijo...

¿Quién no desea vivir una vida con la persona a la que ama? ains.
Peazo foto, por cierto.

ARIADNA dijo...

Bueno los dos¡¡¡¡ los dos blogs me encantan¡¡¡¡¡¡ no sabria por cual votar pero si has de decidirte por uno que sea Escritulalia no?? digo fué el primero, donde sea y lo que elijas ya sabes que te seguiremos¡¡¡

muy lindo poema, hechiza y llega al corazón, un abrazo, feliz fin de semana

Nada mas importa dijo...

Primero, el texto es una confirmación más de cada sentimiento que nos describis a diario hacia ella, la cual no debe dudar de que todo es para ella.

Segundo, este blog me encanta como te quedo, pero el otro era hermoso. O sea, a mi me gustaria vuelvas con ese!

Besos!

Laura Ferreri dijo...

Ricardo, que hermoso. De verdad... yo.. yo a veces me tengo que inventar palabras que no existen para explicar mis amores y tu.. tu agarras cualquier palabra y traes esto a la mesa.. y wow.. que manera mas perfecta de decir te amo, te quiero en mi vida.

me encanto tu blog y cuando tenga un tiempito me leere la semilla del vampiro, porque me llamó mucho la atencion..

saludos desde mis divagaciones

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias

 
 

El Bosque

Mi primera novela El Bosque (2.001), en pequeñas entregas semanales. Podrás descargarlas de forma gratuita en formato PDF, muy pronto.

Libros recomendados

  • Adolfo Bioy Casares - La invensión de Morel
  • Edgar Allan Poe - Narraciones extraordinarias
  • Javier Marías - Mañana en la batalla piensa en mí
  • José Saramago - Ensayo sobre la lucidez
  • Mempo Giardinelli - Imposible equilibrio
  • Orhan Pamuk - Nieve
  • Ray Bradbury - Fahrenheit 451
  • Stephen King - Un saco de huesos
  • William Faulkner - El sonido y la furia

Escena Final

Escena Final narra la historia de dos amigos que deciden realizar películas de terror y compartir un sueño, asustar a todos con especies de espectáculos reales, pero las cosas se tornarán difíciles cuando empiecen a jugarse la vida en la última escena.

Sobrevivientes pronto en PDF

Sobrevivientes, mi nueva novela, podrán disfrutarla en formato .pdf en unas semanas. La versión digital ofrecerá un par de capítulos distintos al original que guardo en mi gaveta y espero llevar a una editorial muy pronto. La novela narra la historia de un grupo de personas que deciden escapar de una ciudad infectada por un extraño virus que afecta, principalmente, el agua.